HOME INDUSTRIA NAVAL METALMECÁNICA GRANDES OBRAS INSTITUCIONAL news Asocianiones Contacto Presidente

GRANDES OBRAS / BUQUE BERNARDO HOUSSAY

El Buque oceanográfico Dr. Bernardo Houssay fue reconstruido, modernizado y rediseñado completamente en los talleres de CINAR.

Construido originalmente en Dinamarca entre 1929 y 1930, el motovelero prestó servicio para el CONICET en tareas de investigaciones oceanográficas por más de 40 años, hasta que en 2001 su dominio es transferido a la Prefectura Naval Argentina, y fue rebautizado como Dr. Bernardo Houssay. A bordo de este velero navegaron, entre otros, los premios nobel de Medicina, el danés August Krogh (1920) y el ucraniano Selman Waksman (1952). También el legendario Jacques Cousteau.


RECONSTRUCCIÓN, MODERNIZACIÓN Y REDISEÑO DEL BUQUE DR. BERNARDO HOUSSAY

Para realizar las actividades inherentes a su función para la Prefectura Naval fue necesaria la reconstrucción y rediseño del buque, debido al gran desgaste sufrido por el paso del tiempo y a la obsolescencia de la tecnología que poseía para la navegación e investigación científica, se decidió encarar este proceso de reconstrucción, modernización y ampliación que duró más de tres años.


LA OBRA

El Buque oceanográfico Dr. Bernardo Houssay ingresó a los talleres de CINAR el 15 de enero de 2005, para realizar una reconstrucción y modernización total de sus estructuras. Para ello se rediseñó completamente el navío, y fue necesario el reemplazo de secciones enteras del barco, como la proa y la popa, que fueron construidas íntegramente en las instalaciones del Almirante Storni.

Houssay 1

Houssay 2

Houssay 3

Houssay 4


PRINCIPALES TRABAJOS

PRINCIPALES TRABAJOS
Se reemplazaron el motor propulsor, los generadores, velas, mástiles, parte de los sanitarios, cabos, hélice, bote auxiliar, equipos de supervivencia, sistemas de potabilización de agua para consumo, planta para el tratamiento de efluentes, el sistema de acondicionamiento de aire, el tendido de tuberías y los tableros eléctricos.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
Luego de la modernización, el Bernardo Houssay puede transportar hasta 30 científicos con facilidades para realizar tareas de investigación, debido a que se ha diseñado un laboratorio húmedo con cámara frigorífica propia y un laboratorio seco. Para este propósito se han tenido en cuenta las demandas de conocimientos científicos y tecnológicos y las recomendaciones efectuadas por prestigiosos investigadores argentinos y extranjeros en las distintas disciplinas científicas relacionadas con el estudio de los océanos.

SISTEMA DE FLUJO CONTINUO DE AGUA
El motovelero fue equipado con un sistema de flujo continuo de agua que irá desde una toma de agua en la quilla hasta el laboratorio húmedo, el cual permitirá acoplar sensores de temperatura, conductividad, fluorescencia y oxígeno disuelto, entre otros, para tener un registro continuo de información georeferenciada las 24 horas del día.

ROSETA OCEANOGRÁFICA
Además se incorporó una roseta oceanográfica con capacidad para varias botellas que permitirá tomar muestras de agua a distintas profundidades para análisis físicos, químicos y biológicos. La roseta tendrá espacio para un sensor de conductividad, temperatura y profundidad al cual se le acoplarán sensores de oxigeno disuelto, clorofila, hidrocarburos, fluorescencia y turbidez lo que permitirá tener información en tiempo real de las variables ambientales en la columna de agua para poder determinar las profundidades a las cuales se tomarán las muestras de agua para su posterior análisis.

GUINCHE DE USO OCEANOGRÁFICO
También se incorporó un guinche de uso oceanográfico que será empleado para desplegar la roseta a las profundidades del mar, la que tendrá unos 2000 metros de cable conductor eléctrico bidireccional, que permitirá estudiar la columna de agua sobre la plataforma en que se navegue y el talud continental adyacente.

REDES
Además, se instalaron redes para el muestreo de organismos del micro plancton y macroscópicos con lo que se efectuarán arrastres horizontales estratificados en profundidades determinadas de acuerdo a la información provista por la ecosonda de la columna de agua.

CALADO
Por otra parte como dato de relevancia hubo que acotar el calado original del motovelero, reduciéndolo en 120 cm, lo que permitirá navegar por el Río de la Plata sin mayores dificultades y un mayor acercamiento a aguas oceánicas costeras para realizar tareas de control de contaminación y efectuar actividades de interés científico.

- SITIO WEB DESARROLLADO POR SERIE CERO -